AFEITARSE LA CARA Y SUS BENEFICIOS.

Desde pequeña había notado que tenia mas pelitos en los brazos y caras que las demás niña hasta que crecí y me convertí en un adorable mono (NOT JOKING), bueno no un mono, pero si tenia bastante pelo en todo el cuerpo en los brazos y en mi delicada cara. Con el tiempo aprendi a […]