FIT LIKE A LIFESTYLE

Desde hace ya un mes aproximadamente he decidido realizar un cambio en mi vida, un cambio que la verdad ha sido difícil para mí, pero que he comprobado que vale la pena, así es les hablo de cambiar mi estilo de vida normal a uno más saludable, volverme una chica fit.

 

captura-de-pantalla-2016-10-02-19-45-54Todo comenzó con las ganas de sentirme bien conmigo misma, ya que la mayoría de las chicas tenemos inseguridades y pues yo no era la excepción. Me decidí por contratar una entrenadora personal, ya había ido muchas veces al gym y había intentado hacer algún cambio pero no lo había logrado, la deliciosa comida chatarra me terminaba seduciendo, y mi mala organización de día también y por un motivo u otro dejaba el gym.

He optado por tener una entrenadora personal, ya que es un trabajo más personalizado, una entrenadora es alguien que te motiva día a día, y se preocupa realmente por ti, ya que se encuentra mucho mas involucrada, es un trabajo mucho más personal en base a una dieta para tu cuerpo y realizar fotos para comparar el cambio de mes a mes.

captura-de-pantalla-2016-10-02-19-49-09Lo que realmente la gente debe entender y en este mes me toco entender a mi, es que ser y comer saludable no significa no comer nada, o tener dietas como frutas todo el día, admito que son cosas que yo misma he hecho en el pasado. Ser alguien saludable es seguir cierto régimen y ser consciente de que nutrientes,carbohidratos, proteínas ingresan a tu cuerpo y de que manera estos lo beneficiaran .

La verdad es un proceso difícil en especial si aman la comida como yo, me ha costado bastante pasar de pizza y hamburguesa a pollo y brocoli, lo se suena horrible pero en este mes he visto cambios que no creía, he bajado centímetros de mi estomago, y mi digestión, acidez y gastritis ha sufrido una gran mejoría.

14457556_1681061972212162_2676953760898079792_n

He estado entrenando 5 días a la semana con pesas, en series pesadas e intensas y alrededor de 20 minutos de cardio todos los días.

CONCLUSION DE MI PRIMER MES FIT.

Pese a que la primera semana me preguntaba todo el rato en mi mente, EN QUE DIABLOS ME HE METIDO?, con el pasar de los días se ha vuelto hasta una terapia, y al comer tan saludable mis problemas estomacales como acidez y gastritis prácticamente han desaparecido, en cuanto a lo físico, me encuentro totalmente más tonificada a comparación de la chica chorreada que entro a ese gimnasio a su primer día, mis piernas están empezando a brotar y es algo que realmente me emociona. Vale la pena? apenas ha pasado un mes y he visto cambios así que sí, si vale la pena desde comer sano hasta matarse en el entrenamiento, y en un mes he pasado de odiarlo a empezar a adaptarlo a un estilo de vida.

Deja un comentario